Turismo y coches intentan animar una economía aún con resaca de ladrillo

ladrillo

El balance macroeconómico de esta legislatura queda prácticamente en tablas. Tras un inicio en profunda recesión, terminará el mandato con dos años consecutivos de datos positivos que dejarán el Producto Interior Bruto (PIB) prácticamente como estaba cuando llegó.

Según los datos del Banco de España, la economía del año 2011 contabilizó una producción de 1,07 billones de euros. Los últimos datos indican que en 2015 rondará los 1,06 billones, es decir, tendrá prácticamente el mismo nivel que cuando Rajoy llegó a La Moncloa. Balance de la legislatura I: Rajoy, el hombre que bajó impuestos en 5.000 millones… tras subirlos en 23.000.

Los grandes sostenes de la economía en estos años han venido del exterior: con un consumo interno francamente deprimido, ha sido el turismo y la exportación (fundamentalmente de automóviles) los que han conseguido que el PIB deje atrás una de las recesiones más profundas desde la posguerra.

Noticia completa AQUÍ